Arquímedes y el misterio de la corona

Te propongo un desafío… te doy una corona que pesa un kilo y tú me dices si es toda de oro o no. Ah, olvidé… Imagínate encontrarte en el siglo III antes de Cristo, sin esas herramientas de laboratorio que hoy te permitirían fácilmente darme una respuesta. Y si no se te ocurre, ¡tranquilo! Estás en muy buena compañía… Pero puedes descubrir cómo lo hizo Arquímedes, hace mucho tiempo, y darte cuenta de que pensar como un científico no es tan difícil como podría parecer…

PS: Por supuesto, no era fácil resolver el enigma de la corona, pero si a medida que avanzabas en la lectura imaginabas el final del experimento, bueno, te digo que tienes todo lo que necesitas para divertirte con la ciencia. Sí, hay que estudiar, pero la curiosidad y el espíritu de observación, como has visto, hacen una buena parte del trabajo… Eventualmente, buena suerte con tus experimentos (¡quizás evita volar tu casa!) y feliz Verano

Gem.Ma.

Rispondi

Inserisci i tuoi dati qui sotto o clicca su un'icona per effettuare l'accesso:

Logo di WordPress.com

Stai commentando usando il tuo account WordPress.com. Chiudi sessione /  Modifica )

Google photo

Stai commentando usando il tuo account Google. Chiudi sessione /  Modifica )

Foto Twitter

Stai commentando usando il tuo account Twitter. Chiudi sessione /  Modifica )

Foto di Facebook

Stai commentando usando il tuo account Facebook. Chiudi sessione /  Modifica )

Connessione a %s...